comprar el libro

compra el libro

te recomendamos:

Émile Zola, Alba Ed., 1999 

( el Corte Inglés del siglo XIX)

 

 

{mosimage}En 1852, Arístides Boucicaut, tendero de tejidos abrió el primer gran almacén del que se tiene noticia con el nombre de Bon Marché, en París, revolucionando la idea del comercio y haciendo de la experiencia de comprar, algo agradable. Vamos, que de acusar a alguien, deberíamos ponerle en la picota por ser la avanzadilla de la sociedad de consumo de hoy día, con una serie de innovadoras ideas que nos facilita el gastarnos los euros con una facilidad pasmosa: productos con precio fijo, entrada libre al recinto, el cliente puede pasear por el edificio sin ningún problema, el producto se podía devolver si no gustaba, se podían llevar las compras a domicilio, épocas de saldos o rebajas, venta por correspondencia …. ¿no nos suena esto?.


“Charlot encargado de Bazar” (1916), dirigida e interpretada por Charles Chaplin, supone un análisis indirecto de el gran almacén ideado por Bouciaut, pero en la novela de Zola (publicada en 1833), escrita hace la friolera de 115 años, es donde encontramos la perfecta descripción de lo que es hoy el comercio moderno: circulación, presentación, carteles, rotación de existencia con respecto al margen, servicio de asistencia al consumidor. Es muy poco lo que se ha agregado desde esa fecha, a la forma de mercadear en los grandes almacenes de departamento, supermercados e hipermercados.   
 

 

{mosimage} 

  El Paraiso de las Damas

 

 

Zola nos muestra un cuadro socio-económico y psicológico de la época utilizando una trama sencilla y romántica :  Denise es una joven huérfana que se ve obligada a abandonar Valognes, la ciudad donde había nacido y donde sus padres tenían una mercería, viaja a París con sus dos hermanos en busca de su tío Bauru también mercero y del que creen tiene una buena posición y puede ayudarles.

 

La realidad es que su tío está arruinado por la competencia de unos nuevos y grandes almacenes, “El Paraíso de las Damas”, dirigidos por Octave Mouret, que es un hombre de negocios convencido de que el futuro del comercio  radica, entre otras cosas, en lanzar grandes cantidades de artículos de moda, de relativa calidad, a un precio razonable para así captar al gran público femenino de París.

 

Denise se ve obligada a trabajar para Mouret del que se acaba enamorando y, después de muchas vicisitudes, casándose con él. Parece ser que Zola se basó, para sus dos principales personajes, en la historia de Ernest Cognacq y su mujer Louise Jay que fueron, junto con Boucicaut, los fundadores del comercio moderno. 
 

{mosimage}Émile Zola nació en París en 1840, hijo de italiano y francesa. A los tres años la familia se traslada a Aix-en-Provence donde pasa la infancia y gran parte de su  juventud, donde se desarrollaría su faceta artística creyendo en el regeneramiento moral a través de la poesía.  En su edad adulta se convierte en un escritor maldito, blasfemo y obsceno. A finales de la década de los cincuenta se traslada a París donde vive con grandes estrecheces.

 

Fundador del movimiento naturalista decidió escribir ahondando en las profundidades de todos los aspectos de la vida humana, documentará los males sociales, al margen de cualquier sensibilidad política. Así, escribió, entre otras, veinte novelas entre 1871 y 1893, bajo el título genérico de Les Rougon-Macquart, entre las que se encuentra El Paraíso de las Damas, Nana, Germinal, La bestia humana, etc. con el fin de ilustrar sus teorías a través de una saga familiar.

 

Produjo un completo retrato de la vida francesa, especialmente la parisina, de finales del siglo XIX. Sin embargo, fue calificado de obsceno y criticado por exagerar la criminalidad y el comportamiento a menudo patológico de las clases más desfavorecidas.

 

Zola escribió también varios libros de crítica literaria en los que ataca a sus enemigos, los escritores románticos. El mejor de sus escritos críticos es el ensayo “La novela experimental” (1880) y la colección de ensayos “Los novelistas naturalistas” (1881).

 

En enero de 1989 se vio envuelto en el caso Dreyfus: un polémico asunto en el que se acusó injustamente de espionaje al oficial del ejército francés Alfred Dreyfus, declarándole culpable del cargo de traición en 1894. Su condena provocó un conflicto nacional que llevó al sector republicano progresista a una posición dominante en la vida política francesa y que culminó con la separación de la Iglesia y el Estado en Francia.

 
{mosimage} La intervención de Emile Zola como escritor en este caso implico una acalorada denuncia titulada “I’accuse” (Yo acuso) esta valerosa denuncia le costo una multa importante, un año en prisión y además fue desterrado a Inglaterra durante un año. Murió en París, el 29 de septiembre de 1902 intoxicado, al parecer por el monóxido de carbono que producía una chimenea en mal estado. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una película de 1937 dirigida por William Dieterle : “La vida de Emile Zola” ganó en ese año el Oscar al mejor guión (Herald Heinz).

 

 {mosimage}{mosimage}

 

Para la muy curiosa historia de los grandes almacenes: 

 

ftp://ftp.funep.es/phe/hdt2002_2.pdf 

http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-211.htm 

http://www.realidadliteral.net/7paginaIII-6.htm