Literatura Anglosajona


JOHN UPDIQUE

 {mosimage}

 Alias: Harry "Conejo" Ángstrom

 


Hoy me he desayunado con la muerte de uno de mis escritores favoritos: John Updique que, con 76 años,  falleció el 27 de enero a causa de un cáncer de pulmón.

 

{mosimage}John Hoyer Updike nació el 18 de marzo de 1932 en Shillington, Pensilvania. Su padre, Wesley Russell Updike, profesor de instituto y su madre Linda Grace Hoyer ama de casa. En 1953 se casó con Mary E. Pennington, con la que tuvo a sus 4 hijos y de la que se divorciaria en 1977 para casarse con Martha Ruggles Bernhard.

 

Estudió en la Universidad de Harvard, donde se graduó en 1954, y luego pasó un año en la de Oxford, en la Escuela Ruskin de Dibujo y Arte. Fue colaborador de la revista New Yorker (1955-1957).

 

Prolífico autor de más de 50 libros, Updike es sobre todo conocido por sus libros sobre Conejo, donde narra la vida de un hombre  (Harry "Conejo" Ángstrom) a través del flujo y reflujo de su vida en cuatro décadas de historia social y política estadounidense. Rabbit, Run (Corre, Conejo, 1960) es un espejo de los años 50, cuando Angstrom es un esposo joven, indiferente y a la deriva. Rabbit Redux (El regreso de Conejo, 1971) pone de relieve la contracultura de los años 60 y presenta a Angstrom aún sin meta o propósito claro y sin una salida factible para huir de lo trivial. En Rabbit is Rich (Conejo es rico, 1981), Harry se ha convertido en un empresario próspero en la década de 1970, cuando la época de Vietnam se desvanece. La novela final, Rabbit at Rest (Conejo en paz, 1990), vislumbra la reconciliación de Angstrom con la vida antes de morir a causa de un ataque cardíaco, con los años 80 como telón de fondo.

 

Todas ellas están traducidas al castellano y publicadas por Tusquets. Sugiero, al que no las conozca, que se haga con ellas y las devore.

En 1982 obtuvo el premio Pulitzer por Conejo es rico (1981) y en 1991 repitió por Conejo en paz (1990). Su obra titulada Licks of Love, Short Stories and a Sequel (2000) contiene una novela corta, Rabbit Remembered, en la que resucita a Rabbit después de su final en Conejo en paz.

 

{mosimage}

Updike, su primera mujer y sus cuatro hijos en Ipswich, en 1966


Aún tenía un libro pendiente, My father's tears and other stories que parece se va a publicar a finales de año.

 

 

Su primer best seller llegaría en 1968 con Parejas, donde desmenuzaba con todo detalle la vida marital desde su punto de vista más deprimente, el de la infidelidad, el engaño y la frustración. Vendió millones de ejemplares. Hace dos años, presintiendo la muerte, publicó su ensayo Aún mirando, donde reflexionaba sobre las obras de artistas que sabían que sus días estaban contados, como Beethoven, Edward Said o Shakespeare.

 

 {mosimage}

Diane Rehm, John y Martha Updike su segunda mujer

 

{mosimage}En 1957 abandonó Manhattan y se fue a vivir a Ipswich (Massachusetts). Este es el pueblo que recrea en la novela Parejas, reeditada en España en 1996. En ella Updike analiza las primeras parejas rompedoras de los 60. Muy distinta es El centauro, donde trata los enfrentamientos generacionales y la enfermedad de la psoriasis (inflamación crónica de la piel) que el mismo padecía. Con esta novela obtuvo el National Book Award.

 

De su libro The Witches of Eastwick (Las brujas de Eastwick), se rodó una película en1987.  Los actores principales son Jack Nicholson, Cher, Susan Sarandon y Michelle Pfeiffer.


{mosimage}La historia, se desarrolla en la ficticia ciudad de Eastwick en Rhode Island, y trata de las capacidades mágicas y el crecimiento personal de Alexandra Spofford (Cher), Jane Smart (Susan Sarandon), y Sukie Rougemont (Michelle Pfeiffer), tres mujeres aburridas de Nueva Inglaterra, que descubren que tienen habilidades mágicas. Al principio su poder es pequeño, pero se amplía al convocar al diablo, Daryl Van Horne (Jack Nicholson). El misterioso Daryl seduce a cada una de las mujeres y, a cambio, les enseña como aumentar sus poderes, pero los escarceos sexuales y la magia que emplean las brujas acaba creando así un escándalo en la ciudad. Las mujeres se dan cuenta que Daryl las está corrompiendo a ellas y a la ciudad, y deciden sacarlo de sus vidas.

 

Como Cheever, John Updike ha sido considerado como un autor costumbrista en virtud de sus escenarios suburbanos, sus temas domésticos, sus reflexiones sobre el hastío y el ingenio y, en particular, porque sus relatos se desarrollan en sitios ficticios de la costa este de Estados Unidos, Massachusetts y Pennsylvania.

 Con “Memorias” (Tusquets, 1990) autobiografía del escritor, Updike, por lo general implacable observador del comportamiento humano, a la hora de examinarse a sí mismo, procura hacerlo con la misma rigurosa mirada introspectiva, con la misma escalofriante honestidad y la misma irónica sonrisa con las que lo hubiera hecho de tratarse de otro personaje, real o de ficción. De hecho, al leer qué piensa de su ciudad natal, de su psoriasis, de su tartamudeo, de su disconformidad con la guerra de Vietnam, de sus antepasados, de su formación religiosa y de su propio ser, el lector tiene la sensación de adentrarse en si mismo y de recorrer a conciencia en la misma dirección la misma trayectoria, aunque el camino sea distinto. Como si de una novela fantástica se tratara, Updike nos conduce hacia el asombroso y prodigioso mundo más allá de nuestro propio ser único y el de sus orígenes.

 

Updike vivía con su segunda esposa, Marta, en Beverly Farms (Masachussetts).