comprar el libro

compra el libro

te recomendamos:

Literatura Anglosajona

 

“La madurez, se parece a la segunda mitad de un partido de fútbol: los jugadores están cansados y se obligan a continuar mientras se mueren de ganas de que llegue el pitido final…” (Beryl Bainbridge)

 

la cena de los infielesLa cena de los infieles es una novela increible, llena de un sentido del humor que hace que estés casi todo el tiempo  con una sonrisa permanente mientras la estás leyendo. La autora le saca punta a todo: la infidelidad, el matrimonio, los hijos…

 

Edward está casado con Helen pero tiene como amante a Binny, una viuda con varios hijos a la que le dedica los minutos que le puede arañar a su agenda laboral y familiar. Ella no le pide más, se declara respetuosa con el matrimonio de Ed, pero en realidad la situación no le gusta . Aunque en verdad ni ella misma sabe lo que quiere.

 

 

Edward, presionado por Binny, acude a casa de esta a cenar acompañado de un cliente de trabajo, Simpson, y Muriel,su esposa,  al que hace pasar por uno de sus mejores amigos. Todo será bien rápido y estará en su casa antes de que Helen llegue de una de sus innumerables reuniones sociales.

La tensión inicial porque algo pudiese salir mal: una visita indiscreta a una hora intempestiva, un testigo incómodo capaz de darle informe de lo sucedido a Helen, o cualquier otro suceso imprevisto mantienen a Edward en un estado de angustia y tensión que acaban por crispar el ánimo de Binny. Todo empieza a torcerse cuando aparece Alma, la mejor amiga de Binny, borracha como una cuba después de una discusión con su marido, los sentimientos de amor y odio son un carrusel en Binny; Edward no deja de preguntarse cómo explicarle a su mujer su infidelidad; Simpson no hace más que darles vueltas quién fue el hombre que cogió el teléfono cuando llamó a su querida; Alma se pregunta si su marido e hijo se darán cuenta de que ha desaparecido antes de que la necesiten para alimentarlos… Por supuesto que no es una cena tranquila y agradable y para más ìnri el grupo termina siendo

El final de la novela es increible, así que si os animáis a leer el libro no se os ocurra empezar por el final.

la cena de los infieles

Beryl Bainbridge (Liverpool,1932-Londres, 2010) fue una de las más importantes novelistas inglesas. Autora de dieciocho novelas, dos libros de viajes, dos ensayos, dos volúmenes de relatos y cinco obras para teatro y televisión, fue candidata al premio Man Booker en cinco ocasiones y su obra literaria es un tesoro nacional. En 2008 The Times la incluyó en la lista de “Los 50 escritores más importantes desde 1945”.

En 1954 siguiente se casó. Tuvo dos hijos, pero el matrimonio fue corto y pronto Beryl se quedó sola y con dos hijos que criar. Más tarde, tendría una tercera hija con el escritor y guionista Alan Sharp. En 1958 intentó suicidarse metiendo la cabeza en el horno de gas. En sus propias palabras “Cuando una es joven se tienen esos altibajos”.

No tuvo una niñez y adolescencia afortunadas: "Nunca te recuperas de tu infancia", solía decir. Divorciada, pasó los años sesenta trabajando en una planta embotelladora para mantener a sus tres hijos. Cuando la madre de su ex marido se presentó en su casa con una pistola e intentó matarla, se lo tomó igual que sus personajes: con una ácida ironía que la mantuvo a salvo de la desesperación. Pese a que sus personajes fueron criticados por ser tan insulsos como la vida misma, se ganó a un fiel grupo de lectores que apreciaban su toque macabro. Incluía asesinatos en sus historias, a menudo tomados de la sección de sucesos de la prensa local, y el amor pasional que lleva a la muerte dominaba las tramas de sus libros

Si en la primera parte de su carrera se la encasilló como la novelista de las vidas ordinarias de la clase media (La costurera, 1973), encontró el ingrediente que le faltaba a su prosa con la introducción de acontecimientos históricos. En El joven Adolfo (1978) imaginó el viaje de Hitler a Liverpool en 1912, donde habría trabajado como botones de un hotel, desarrollando su afición por los uniformes. Ambientó Master Georgie (1998) en la guerra de Crimea y Every man for himself (1996) en el viaje del Titanic, adelantándose un año a la película de James Cameron. Una insólita aventura (1989), fue adaptado al cine, con Hugh Grant como protagonista. Actualmente trabajaba en una novela sobre el asesinato de Robert Kennedy.

Trabajó como actriz y en 1961 apareció en un capítulo de la teleserie Coronation Street, interpretando a una activista contra la energía nuclear:

 

Beryl Bainbridge en Coronation Street en 1961

 

En 2003 se le concedió el premio David Cohen de Literatura. En 2005 la British Library adquirió para su fondo gran número de las cartas privadas y diarios de la autora. En 2001 fue investida doctora Honoris Causa por la Open University. Falleció en julio de 2010 a consecuencia de un cáncer.

 

Fuentes:

 

http://bookthrift.blogspot.com

 

http://www.elpais.com

 

http://blogs.grupojoly.com