Literatura Anglosajona

 

   "No tengo disposición al matrimonio, decía el marqués, pero tengo que casarme, y usted me gusta más que cualquier mujer que haya conocido. Normalmente las mujeres no me gustan. Soy un hombre egoista y deseo que una mujer no lo sea y la mayoría de las mujeres son tan egoístas como yo". 

 

 

Frances Hodgson Burnett, Alba Rara Avis, enero 2012 (19,50€)

Traducción: Amado Diéguez

Un simplista resumen de esta novela sería: joven de buena familia, de 34 años (más que madurita para aquella época, la obra se publicó en 1901), pobre como las ratas, muy  bondadosa persona y con mucho sentido común que, después de muchas penalidades para sobrevivir se casa con un marqués riquísimo.

 Sólo una vez, cuando tenía 14 ó 15 años, leí una novela de Corín Tellado que me espantó tanto que nunca más leí ninguna de sus obras pero que, a tenor de los que se de sus novelas perfectamente podría ser como la que menciono ahora. Me pregunto si pasadas y pasadas generaciones, nuestros descendientes leeán a la Tellado con el placer que yo, por ejemplo, leo estas obras de principios del siglo XIX.

La protagonista, Emily Fox-Seton, huérfana, atractiva, bondadosa, de buen carácter y de ilustre origen se gana la vida haciendo encargos para las damas de la alta sociedad, vive en una pensión de tercera categoría y cautiva a uno de los mejores partidos de toda Inglaterra: el Marqués  de Walderhurts, prendado por su bondad y sentido común.

Muchos críticos han analizado la novela recalcando que empieza como un cuento de hadas tipo La Cenicienta y termina como uno de terror al estilo de Rebeca, ya que el matrimonio una vez instalados en la gran mansión, Emily tendrá ocasión de conocer la otra cara del final feliz: no contaba con que se ha interpuesto en los planes de unos siniestros parientes de su marido venidos de la India, que esperaban heredar las propiedades del marqués al no tener éste hijos.

La protagonista enlaza con la tradición de heroinas literarias de enorme bondad y abnegación que, pese a su origen aristocrático, se ve obligada a subsistir realizando recados para damas.

En realidad, la novela puede observarse como un estudio psicosocial de la aristocracia inglesa del XIX, donde la bondad casi estúpida de la protagonista, Emily Fox Seton, contrasta con un universo de apariencias, envidias, estupidez, egoísmo, hipocresía... que Hodgson retrata con mordacidad.

El XIX fue un siglo que permitió la eclosión de muy buenas narradoras que, sin embargo, tuvieron que recurrir a historias y prototipos femeninos que limitaron gran parte de su producción en cuanto a temas y lo que más me gusta de Hodgson en esta novela es que no se deja llevar por la sensiblería o el sentimentalismo, parece no mostrar aprecio por sus personajes y no permite que sintamos simpatía por ellos, incluída su protagonista que se nos aparece con una ingenuidad rayana en la estupidez, lo que permite pensar al lector (al menos a mí) que no está leyendo una novela rosa y/o romántica.

La autora publicó la primera parte, La formación de una marquesa, de junio a julio de 1901, en la revista inglesa Cornhill.  La segunda parte, Los métodos de lady Walderhurst se publicó como libro el mismo año en Nueva York. En 1902 la autora publicó las dos partes en un solo volumen al que tituó Emily Fox-Seton.

En la “segunda” parte, los elementos de intriga sustituyen al enfoque social de la primera: como se adapta Emily a su nueva vida, los peligros que corre a mano del primo del marqués, Alec Osborn,  cuando este se entera del embarazo de la marquesa que daría al traste su esperanza de heredero y todo aderezado con conjuros sobrenaturales  por parte de su esposa Hester y de su criada Amira, indias las dos.  

A mi me ha gustado mucho la  novela que está muy bien escrita-traducida y la recomiendo especialmente por la carectización de todos los personajes.

 

Frances Hodgson Burnett

Frances Hodgson Burnett (Mánchester, 1849 / Nueva York, 1924) fue una escritora estadounidense de origen británico, más conocida por sus clásicos de la literatura infantil La princesita (1905) o El pequeño lord Fauntleroy (1885).

La muerte de su padre precipitó a la familia a la ruina, que tuvo que emigrar a los Estados Unidos en 1865. Allí, Francés se fue ganando la vida escribiendo poemas y relatos cortos. A los veintitrés años contrajo matrimonio con el doctor P. Burnett, de quien tuvo dos hijos. En 1877 apareció su primera novela, That Lass o Lowrie’s, pero el éxito no le llegó hasta la publicación de El pequeño lord (1885), consolidándose posteriormente con La princesita (1905) y El jardín secreto (1910), que completan su trilogía para niños y niñas. Desde 1901, tras casarse con el doctor Swann M. Burnett, con el que tendría dos hijos:Vivian y Lionel (que moriría de tuberculosis en 1892, lo que la llevó a una gran depresión).  Se divorció y se casó nuevamente con el doctor Stephen Townsend, diez años más joven que ella, de quien nuevamente se divorció. Tras este segundo divorcio y  la pérdida de su primogénito, residió en las Bermudas y en Long Island, dedicada a la jardinería, la teosofía y el espiritismo, hasta su muerte en 1924 de un ataque de corazón.

La Princesita fue llevada al cine con gran éxito en dos ocasiones:

Fuentes:

http://www.troa.es/forocultural/la-formacion-de-una-marquesa-de-frances-hodgson-burnett_3883/

http://koratai.wordpress.com/2012/03/03/la-formacion-de-una-marquesa-un-cuento-de-terror-vestido-de-hadas/

http://en.wikipedia.org/wiki/Frances_Hodgson_Burnett#Marriagehttp://www.secretgardenmusical.co.uk/the-story/the-author/

http://girlebooks.com/blog/free-ebooks/emily-fox-seton-by-frances-hodgson-burnett/

http://www.goodreads.com/book/show/1520134.Frances_Hodgson_Burnett