comprar el libro

compra el libro

te recomendamos:

Literatura Anglosajona

Louis Auchincloss: LA EDUCACIÓN DE OSCAR FAIRFAX

ó

La alta clase norteamericana del siglo XX
 
 alt
 
Con los Bush en 2005 cuando le fue entregada “the National Medal of Arts award

 A quién le guste la literatura norteamericana de  mediados del siglo XX, aquí tiene a su hombre, aunque tenga más de noventa años: Louis Auchincloss (1917) nacido en Lawrence, Nueva York, en el seno de una de las más importantes familias estadounidenses, descendientes de los primeros nobles británicos en llegar a las colonias americanas. Se educó en Groton, un exclusivo internado de la costa este, estudió en Yale, donde fue editor de la Yale Literary Magazine, y se graduó en Derecho en la Universidad de Virginia. Ejerció la abogacía en un bufete de Wall Street, actividad que compaginó siempre con la literatura. Auchincloss, que ha pertenecido al mundo de los grandes despachos de abogados, la política, las altas finanzas y las familias patricias de Nueva York ha retratado ese mundo, no sin ironía, durante más de sesenta años, en una extensa obra que comprende treinta novelas, una veintena de libros de relatos además de otros volúmenes de biografía, crítica literaria e historia. Actualmente vive en Nueva York y está considerado como el hombre de letras norteaméricano por excelencia. The Scarlet Letters (2004) su última novela. 

alt 

Recientemente, Libros del Asteroide (2008) ha publicado “La educación de Oscar Fairfax”. A modo de “memorias”, el personaje narra su vida desde su nacimiento en una familia de la alta burguesía de Nueva York, el decisivo paso por el colegio y la universidad, el inevitable momento de escoger entre el arte y la abogacía y, con los años, el afianzamiento en la posición laboral y social que le ha sido destinada. Al final termina comprendiendo que la educación es labor de toda una vida y que los valores tradicionales en los que ha sido educado tienen un difícil encaje en el mundo moderno.

 Es un libro sobre la alta sociedad norteamericana de comienzos del siglo pasado. Culto pero ligero; agradable de leer para amantes del arte y la literatura, por la conversación con Edith Warthon, las referencias a otros literatos. El relato es entretenido, agudo en su análisis psicológico, no se entretiene en largos discursos, sino que define a sus personajes de modo conciso.

 Se le considera el heredero “natural” de Henry James y Edith Warton, cosa que el negó en una entrevista fechada en 2004

 “Toda esa gente que me llama así nunca leyó a Henry James. Yo lo admiro, es mi gran maestro, pero nuestros estilos no tienen nada que ver. De todos modos, no me preocupa. La gente también habla de James y de Edith Wharton como si fueran lo mismo y no podrían ser más distintos, si bien escribían sobre el mismo tipo de gente. Edith Wharton misma decía que no lograba terminar las novelas de su amigo. La gente que habla de Wharton suele haberla leído, porque es fácil, ¡pero quienes la asocian con Henry James sólo lo conocen a través de alguna producción de Merchant- Ivory! James es un autor muy difícil, grandilocuente y complicado, con una compleja selección de puntos de vista y matices al narrar. Wharton es absolutamente directa. Cuenta una historia y punto. En este sentido soy más parecida a ella.”

 Su última novela “The Scarlett Letters” ( “las cartas escarlatas” no traducida al castellano), es una historia de infidelidades y dilemas morales al estilo de Hawthorne (¿os acordáis de “La letra escarlata”?), sólo que ubicada en un despacho de abogados neoyorquino de la actualidad.

 Auchincloss afirma que los que le critican por escribir sobre la clase alta norteamericana no tienen razón:  “¿No han escrito sobre las clases altas casi todos los autores? Nadie comenta que Shakespeare escribió únicamente sobre reyes y nobles. Que las tragedias griegas tratan de dioses y coronas y la mayor parte de las novelas del siglo XIX, de las clases altas. Escribir sobre las clases bajas es algo muy del fin del siglo XX. ¡Miren a quienes retrataban Tolstoi o Thackeray! Yo siento que escribo sobre la gente que maneja la sociedad, los banqueros, jueces, abogados, porque es un mundo que conozco y del cual creo que es interesante leer. No tiene nada que ver con la “clase".  

 En algunos textos he encontrado que lo mencionan como padrastro tanto de Gore Vidal como de Jaqueline Kennedy. Nada más alejado de la realidad. Estos dos personajes compartieron a Hugh Dudley Auchincloss (1897-1976), que se casó en segundas y terceras nupcias con Nina Gore (madre del primero) y  Janet Gordon Lee (madre de la segunda). 

Para saber más: 

 http://www.vanityfair.com/culture/features/2004/12/proust_auchincloss200412 

http://www.nea.gov/news/news05/medals/Auchincloss.html 

http://nymag.com/nymetro/arts/books/10790/ 

http://www.time.com/time/magazine/article/0,9171,908455,00.html?iid=chix-sphere 

http://www.ishipress.com/pafg116.htm#3929