comprar el libro

compra el libro

te recomendamos:

Literatura Anglosajona

D.H. LAWRENCE 
La virgen y el gitano
 
Impedimenta, 2008
 
 
La virgen y el gitano es una  novela corta que Lawrence escribió en sus últimos años, en las que analiza con extraordinaria agudeza las relaciones entre sociedad e individuo en la Inglaterra rural. Escrita en 1926, pero solo publicada a la muerte de su autor en 1930. Narra la historia de Lucille e Yvette, las hijas de un vicario destinado a una aldea tras la fuga de su mujer con un hombre más joven. En la vicaría viven también la madre y la hermana del vicario, dos mujeres amargadas y ruines que se dedican a tratar de ahogar cualquier brote de vida o espontaneidad en las dos jóvenes, convencidas de que cualquier cosa que las aparte de la apariencia modosa y recatada que ellas les imponen será un brote del temperamento frívolo y alocado de su madre y puede conducirlas a la tragedia.
 

Cuando las dos hermanas regresan al hogar tras haber completado su educación, nada parece atenuar su aburrimiento y su sensación de enclaustramiento hasta que una tarde de excursión acaban visitando un campamento gitano para que les digan la buenaventura. En el campamento Yvette se fija en un gitano que la obsesionará por su físico rudo, su fiereza y por la vida salvaje y libre que adivina que lleva.

 

A partir de entonces, la necesidad de aventura, de vida y de emociones hacen que Yvette sueñe con escapar del ambiente opresivo de la vicaría para abrazar la libertad de los vagabundos.

 



{mosimage}David Herbert Lawrence nació en Eastwood, Nottinghamshire, en 1885. Hijo de un minero y de una antigua maestra, a la muerte de su hermano se convertiría en el centro de la vida de su madre, que volcó en él un amor exigente y posesivo. Trasunto de este es su novela  Hijos y amantes, publicada en 1913.

 

Trabajó como profesor, pero pronto lo abandonaría todo por la literatura. En 1912 conoció a la alemana Frieda von Richtofen, esposa del profesor Ernest Weekley, con la que se fugó a Alemania y con quien se casaría en 1914, una vez que ésta obtuvo el divorcio.

 

 

{mosimage}De regreso a Inglaterra en 1914, condenó abiertamente la guerra europea. Su fama de rebelde se acrecentó al ser secuestrada por obscenidad su novela El arco iris (1915). A finales de 1917, tras el hostigamiento constante de las autoridades militares, Lawrence y su esposa tuvieron que abandonar su casa. Hasta 1919 la pobreza les obligó a cambiar frecuentemente de domicilio, y Lawrence contrajo tuberculosis. Tras ello, abandonó nuevamente su país en la inquieta búsqueda de un ambiente ideal, viajando por Australia, México, Ceilán y el sur de Francia, donde viviría hasta el fin de sus días. Tras Hijos y amantes centrada en las relaciones con su madre, como ya se ha señalado, apareció Mujeres enamoradas (1920), en la que se exploran las relaciones entre los sexos, la influencia de los roles sociales, y el contraste entre el instinto y el intelecto. En una de sus últimas novelas publicadas en vida, El amante de Lady Chatterley (1928),los temas del sexo y sus vinculaciones con las relaciones de clase se describen con un verismo sin precedentes. La novela provocó un clamoroso escándalo, hasta el punto de que no pudo publicarse en Inglaterra, en edición íntegra, hasta 1960. D.H. Lawrence, ya muy enfermo de tuberculosis, fallecería en la localidad provenzal de Vence en 1930.
 
 

{mosimage} 

Dia de la boda de Frieda y Lawrence. El otro es J. Middleton Murry, compañero de Katherine Mansfield con los que tenían una gran amistad. 
 
 
 

En sus más de cuarenta libros ensalzó su visión de un ser humano completo y natural, opuesto a la artificialidad de la moderna sociedad industrial por su deshumanización de la vida y del amor. Sin embargo, sus novelas fueron malentendidas y atacadas, e incluso prohibidas, como ya se ha comentado, por su abierto tratamiento de los temas sexuales: atacó y machacó lo que en ese momento no podía ni debía ponerse en tela de juicio: la hipocresía en el terreno sexual, la idea del pregreso, la dinámica de la civilización industrial, la degradación de la naturaleza...Su actitud, que hoy al menos sería más aceptada y compartida, hizo que le considerasen un ser extravagante y molesto. El resultado fue su marginación de los cenáculos literarios y sociales, su condición de ser trashumante y el escándalo en que vivió casi toda su existencia creativa.

 

Para saber más:

 

http://www.epdlp.com/escritor.php?id=1917

http://www.online-literature.com/dh_lawrence/

http://latormentaenunvaso.blogspot.com