Literatura Anglosajona

GRACE PALEY


CUENTOS COMPLETOS

 
{mosimage}
 
 
 
La escritora que consideraba que "la única obligación de un escritor pasa por dejar en este mundo un poco más de justicia de la que encontró al llegar". 
 
 
{mosimage}
  "Nada ocurrió y sin embargo todo es verdad" 
 

Durante mucho tiempo, las historias cortas, se han considerado un género literario menor. En la actualidad tienen el reconocimiento que merecen y en parte, ha sido gracias a escritores como Grace Paley, que han hecho de la historia corta el eje de su carrera literaria, aunque también publicó diversos libros de poesía. Además de por su prosa austera, pero rica a la vez, Paley ha sido conocida por su compromiso social, que le llevó en su día a la cárcel, en diversas ocasiones, por oponerse a la guerra del Vietnam. Grace fue militante pacifista, estuvo en contra del armamentismo nuclear y, últimamente, contra la Guerra de Irak. A ella le gustaba definirse como una «combativa pacifista y cooperativa anarquista”. El título de uno de sus ensayos lo dice todo de su carácter: 365 razones para que no haya otra guerra.



 

Nacida con el nombre de Grace Gutseit en el Bronx, Nueva York el 11 de diciembre de 1922, fue uno de los tres hijos de una pareja de judíos rusos. Su familia hablaba inglés, ruso e yiddish, pero la política era su lengua universal. Sus padres, Isaac Gutseit y Manya Ridnyik, eran socialistas ukranianos quienes habían sido exiliados por el zar Nicolas II  (Isaac a Siberia, y Manya a Alemania) En 1906, lograron irse a Nueva York, donde cambiaron el apellido por Goodside.

 

 

{mosimage}Después de un breve paso por las universidades Hunter College y New York University, se casó a los 19 años con Jess Paley, un cámara de cine. Juntos tendrían dos hijos, Nora y Dany, pero el matrimonio no duraría mucho aunque el divorcio no se consumó legalmente hasta 1972, poco antes de que ella se casara con el arquitecto y poeta Robert Nichols. 
 
 
 
 

La escritora, cuyas obras comenzaron a publicarse en los años 50, lanzó sólo un puñado de libros en medio siglo. Escribir era una pasión, pero no una compulsión: nunca sintió la necesidad de poner cada experiencia en palabras. Su ficción, aunque ampliamente elogiada, competía por su tiempo con su trabajo, activismo, familia y amigos.

 

 

{mosimage}Su llegada al mundo de las historias cortas fue relativamente tardía debido, a que, en realidad, siempre soñó con ser poeta. No fue hasta superados los 30 años que escribió su primer texto en prosa. De hecho, nunca dejaría de escribir poesía, llegando a publicar varios libros de recopilaciones. Entre ellos, destacan Leaning Forward (1985), New and Collected Poems (1991) y Here and Somewhere Else (2007).

 

 

Aparte de su actividad literaria y política dio clases durante muchos años en las universidades de Sarah Lawrence College y City College of New York. También fue vicepresidenta de la asociación de escritores Pen American.Center.

 

 

{mosimage}Paley escribía cuentos cortos tragicómicos de la vida de mujeres trabajadoras. En muchos sentidos, Paley no era una escritora estadounidense típica. Sus personajes no sufrían “crisis de identidad”. En lugar de vivir en las calles, se quedaban en casa, en el vecindario Greenwich Village de Manhattan. Discutían sobre política, se atrevían a tomar partido y acudían a clubes ansiosos de que los aceptaran como miembros. Sus tres volúmenes: "The Little Disturbances of Man" (Los pequeños disturbios del hombre, 1959), "Enormous Changes at the Last Minute" (Cambios enormes de ultimo minuto, 1974) y "Later the Same Day" (Más tarde, el mismo día, 1985) hablan de las emociones corrientes de las mujeres corrientes en una forma que casi siempre son ignoradas por los medios masivos En 1986 fue seleccionada como la primera escritora oficial del estado de Nueva York. Sus sujetos eran frecuentemente mujeres judías solteras viviendo en esa ciudad, pero capturaban la experiencia de mujeres de muchas diferentes genealogías étnicas.

 

 

Grace Paley era infatigable apoyo de los movimientos de cambio social. Habló en muchas de las conferencias de Tikkun en el curso de 21 años y ofreció apoyo inequívoco a la Red de Progresistas Espirituales. Paley era compasiva, poderosa y siempre cercana en momentos de dolor y pesar. En contraste con muchos de sus contemporáneos en el mundo literario, ella nunca estaba "por encima" de la política sino siempre dispuesta a levantarse para la paz y la justicia, la igualdad y los derechos humanos.

 

 

{mosimage}En castellano podemos encontrar su obra: Batallas de amor (1959), Enormes cambios en el último minuto(1974), Más tarde el mismo día (1985) reunida en 1994 en Cuentos completos (Anagrama), que resultaría finalista tanto del National Book Award como del Pulitzer. Un joven Philip Roth fue quien reseñó, y admiró, su primera obra en las páginas de The New Yorker. Pronto Susan Sontag, Donald Barthelme, Angela Carter, Lorrie Moore y A. M. Homes reconocieron y valoraron la obra de la gran “Dama de las Letras Norteamericanas” .

 

 

Uno de sus relatos más célebres Una conversación con mi padre, en... funciona como credo estético a la vez que declaración de principios. Allí, un padre enfermo se queja de la vaguedad de los finales de su hija escritora y le pide, casi como última voluntad, "una historia sencilla, como las que escribía Maupassant o Chéjov, como las que solías escribir tú". La hija lo intenta, quiere complacerlo; pero ya no se le ocurren ese tipo de tramas porque ahora "desprecia esa línea absoluta entre dos puntos y porque todos, reales o inventados, se merecen el destino abierto de la vida".

 

 

Paley sucumbió a su particular batalla contra un cáncer de mama el 22 de agosto de 2007 en su casa en Thetford Hill, Vermont. Tenía 84 años.

 

 

Para saber mas:

 

http://www.elpais.com

http://www.elmundo.es

http://eluniversal.com.mx/notas/444663.html 

http://www.answers.com/topic/grace-paley

http://www.laurahird.com

http://www.myjewishlearning.com

http://www.warresisters.org/gvpc_vigil.jpg