Literatura Anglosajona

 

SEÑORA O SEÑORITA

 

El millonario tenenebroso o la imaginación que le echan las editoriales a las traducciones

 

 {mosimage}

 

Books4pocket (Ed. Obelisco), febrero 2008

Wilkie Collins

 

 

 

 

{mosimage}Realmente es indignante, como señala J.C. Planells, que las editoriales sean tan poco rigurosas, o tan ignorantes, o tan aprovechadas o tan…, o tan… Bien, este no es sitio para soltar “insulteces” varias, pero es lo primero que me vino a la mente cuando, después comprar este libro atraída por supuesto por el autor, pero también por la frase plasmada en la portada: “inédito en castellano”. Me dediqué a buscar referencias sobre esta novelita. ¿Inédito en castellano algun texto de Collins?. Bien, puede ser. Me gusta mucho este autor pero no soy una experta en él y es posible que se me hubiera escapado. Pero no, de escaparse nada. Lo único es que si un autor titula de una forma , en este caso Miss o Mrs    (literalmente señorita o señora) y la editorial de turno lo hace como le viene en gana, la realidad es que es complicado darse cuenta.

 

El librito en cuestión fue publicado en castellano en 1947, al precio de 1 (UNA) peseta.

 

Pero lo más curioso todavía es que hay una referencia del año 1907 (http://www.antiqbook.com/boox/atn/G07G000048.shtml) , editado en Buenos Aires y con el título como dios manda: ¿Señorita o Señora?, aunque esto de la interrogación no la entiendo mucho.

 

{mosimage}Bueno, pues ahora vamos con la editorial Obelisco. Esta imaginativa editorial publica la novela en 1987 con esta portada que veis más abajo que es… bueno, que es. Con una traducción de Roser Jiménez que, al parecer, deja bastante que desear, y ahora, en el 2008 la vuelve a publicar como “inédita” y, socorrooooooooo, con una traducción del título un poco sui géneris. Collins la tituló, “Miss or Mrs”: “Señorita o Señora” y Obelisco le da la vuelta y la titula Señora o señorita. ¿Tiene esto importancia?, pues no lo se, pero al menos me ha tenido entretenida un buen rato tratando de adivinar el por qué de la “creatividad” traductora de esta editorial, y porque no tengo tiempo ni muchas ganas pero una es “señorita” (soltera y/o joven) antes que “señora” (casada y/o mayor), así que ser/estar mayor o casada antes que soltera y/o joven, es algo extraño ¿no?. SOS Freud, te necesito.

 

Por último señalar que la traducción de esta edición del 2008 es de Natalia Labzovskaya,  y está basada en el original inglés y no en la realizada por su antecesora, lo que ya es algo.

 

En fin, la novela fue publicada en 1873 y es una de las menos conocidas de Wilkie Collins, aunque es una deliciosa obrita corta. Su argumento es el siguiente: un cazafortunas, Richard Turlington,  quiere casarse con la hija los Graybrooke, ricos comerciantes, para evitar la bancarrota. La obra corta y entretenida, refleja la sociedad británica de la época victoriana, dominada por un intenso apego al dinero, disimulado por unos impecables modales


El matrimonio Graybrooke transcurre unos meses navegando en la confianza de que su hija Natalie se recupere de una enfermedad. A bordo, Sir Graybrooke, la promete a Richard Turlington que se encapricha de Natalie y de los intereses que su unión con ella le pueden proporcionar. Este matrimonio por conveniencia no ilusiona a la señorita Graybrooke quien, en realidad, está enamorada de otra persona, su primo Launcelot Linzie. Tras sucesos diversos (engaño, traición, romance, misterio) solo diré una cosa más: al final ganan los buenos y mueren los malos.

 

{mosimage}William Wilkie Collins nació en Londres el 8 de enero de 1824, hijo del paisajista William Collins. A los 17 años abandonó la escuela y comenzó como aprendiz de una importante firma de té, pero después de cinco años, durante los cuales escribió su primera novela, Lolani, ingresó en Lincoln's Inn para comenzar a estudiar derecho, aunque nunca ejerció como abogado, sino que dedicó todo su tiempo a la literatura. Tras la muerte de su padre, en 1847, Collins publicó su primer libro, Memorias sobre la vida de William Collins (1848). También consideró iniciar una carrera como pintor, exhibiendo un cuadro en la Royal Academy en la exhibición del verano de 1849, pero fue con la publicación de su primera novela Antonina o la caída de Roma en 1850, y que fue continuada por Basil (1851), cuando su carrera como escritor comenzó en serio.

 

En 1851, Collins conoció a Charles Dickens desde ese momento se hicieron buenos amigos, gracias a su común afición al teatro y colaboraron en las mismas revistas, llegando incluso a ser coautores de varias obras. Collins padeció una forma de artritis, que le acabó provocando una adicción al opio y como consecuencia de esto, comenzó a experimentar ilusiones paranoicas. Su novela "The Moonstone" (1868), trata los efectos del opio.


 

{mosimage}Collins nunca se casó, pero hacia 1856 se enamoró de una mujer viuda llamada Caroline Graves, con la que convivió muchos años y que se supone fue su inspiración para su novela más famosa, “La mujer de blanco” (1860).


Alrededor de 1864 Collins, que tenía 40 años, conoció a Marta Rudd, de 19 y a la que, no hay nada nuevo bajo el sol, le “puso” casa en  Bolsover Street, cerca Gloucester Place, donde él vivía  y haciéndose llamar como  “señor y señora de William Dawson”. Tuvieron 3 hijos: Marian, Harriet y Charley

 

{mosimage}¿Y que pasó con la bella Carolina Graves?. Pues que se cogió un mosqueo importante, rompió con Collins, se casó en 1868 con Joseph Cloe, al que abandonó en 1871 para volver a Gloucester Place donde vivió con Collins hasta la muerte de este en 1889. Caroline murió en 1895 y ambos están entrerados en la misma tumba en  el Kensal Green Cemetery, en Londres.

 

 

Para saber más:

http://pfjcplanells3.spaces.live.com/Blog/cns!245C34DA2DB9AB61!1049.entry

http://www.tercerafundacion.net/biblioteca/ver/coleccion/664

http://www.wilkie-collins.info/wilkie_collins_biography.htm