comprar el libro

compra el libro

te recomendamos:

Literatura Francesa

 

Irène Némirovsky, Salamandra, diciembre 2011

 

 

 

Némirovsky describe al matrimonio protagonista de la novela,  Bella y Boris a través de los ojos de su única hija, Helena, que crece sin más amor que el de  Rose, su institutriz francesa.

El padre, Boris Karol, es un judío de origen vulgar que va prosperando a base de trabajo hasta alcanzar su meta: ganar mucho dinero para jugárselo en el primer casino que le sale al paso.

 La madre, Bella, es todo menos una madre: egoísta, solo preocupada de sí misma, pertenece a una familia noble venida a menos que encontró refugio en la prosperidad de un don nadie como Boris. Bella está enamorada de sí misma y de su juventud.

El vino de la soledad describe con los sufrimientos de una niña, de ocho años hasta su mayoría de edad, sometida a la indiferencia de su padre y al desprecio de su madre. La novela combina realidad y fantasía para hablar de la infancia de Irène Némirovsky, desde Ucrania hasta San Petersburgo, Finlandia y finalmente París, donde la familia se instala cuando estalla la revolución rusa

La vida de la niña se hace aún más dura cuando su institutriz muere y la madre instala en la casa a su amante, Max, un primo quince años más joven que ella. Elena crece consciente de su soledad y del egoísmo materno, alimentando día a día el deseo de venganza. El proceso corre en paralelo con el envejecimiento de su madre, que trata de disimular desesperadamente el paso de la edad. La forma en que la protagonista lo describe, linda con la crueldad y más cruel es cuando Helena se propone vengarse de Bella y la venganza consiste en enamorar a Max, el ya desencantado amante de Bella.

 

Irène Némirovsky (Kiev, 1903 - campo de concentración de Auschwitz, 17 de agosto de 1942), novelista de origen ucraniano, que vivió en Francia y escribió en francés. Fue deportada bajo leyes raciales por su origen judío, aunque se había convertido al catolicismo en 1939.

En 1926, Irène Némirovsky se casó con Michel Epstein, un ingeniero transformado en banquero; tuvieron dos hijas: Denise, en 1929 y Élisabeth, en 1937. La familia Epstein se instaló en París.

En 1929 envió su primer novela, David Golder, a la editorial Grasset. De su novela se hicieron en 1930 adaptaciones para el teatro y el cine.

En 1930, El baile narra el difícil paso de una adolescente a la edad adulta. La adaptación al cine sería la revelación de Danielle Darrieux. Irène Némirovsky se transformó en una consejera literaria, amiga de Joseph Kessel y Jean Cocteau.

Siendo una escritora en lengua francesa reconocida e integrada en la sociedad francesa, el gobierno francés, sin embargo, rechazó su petición de nacionalización en 1938, en una actitud de antisemitismo. Finalmente, el 2 de febrero de 1939, ella y toda su familia se convirtieron al catolicismo.

Víctimas de las leyes antisemitas promulgadas en octubre de 1940 por el gobierno de Vichy, Michel no pudo trabajar más en la banca y a Irène le impidieron publicar. Se refugiaron entonces en Issy-l'Évêque, donde habían mandado a sus hijas en 1939 junto a la familia de su niñera. Irène se dedicaría a escribir aunque no podía publicar. Ella y su marido llevaron la estrella amarilla.

 

Irène, su marido Michel Epstein y sus hijas Denise e Elisabeth

El 13 de julio de 1942, Irene fue arrestada por la gendarmería francesa e internada en el campo de Pithiviers; muy pronto sería deportada a Auschwitz, donde murió de tifus el 17 de agosto de 1942. El mismo día del arresto, su marido emprendió innumerables gestiones para lograr su liberación y finalmente en octubre de 1942 fue arrestado, deportado a Auschwitz y al poco tiempo de llegar, asesinado en la cámara de gas el 6 de noviembre de 1942.

Las dos hijas del matrimonio sobrevivieron gracias a una antigua niñera, que, escondiéndolas en establos, conventos, refugios de pastores y casas de amigos, consiguió eludir a la gendarmería que persiguió a las niñas por toda Francia durante años.

La abuela, y madre de Irene, Fanny Némirovsky que vivía muy holgadamente en Niza, se negó a recibir a las nietas y, a través de la puerta, les gritó: “¡Si se han quedado huérfanas, lárguense a un hospicio!”.

Fuentes:

http://sgaclublectura.blogspot.com/2011/04/irene-nemirovsky.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Ir%C3%A8ne_N%C3%A9mirovsky

http://www.elpais.com/articulo/reportajes

/Irene/Nemirovsky/escritora/resucitada/elpdomrpj/20041205elpdmgrep_4/Tes

http://www.jewishbookcouncil.org/book/the-life-of-irene-nemirovsky-1903-1942