Literatura Rusa

 

OCHENTA DÍAS

 

 

Mattew Goodman, Ochenta Días, Aguilar 2013 (17,00€)
Título original: Eighty Days
Traducción: Laura Vidal

 

El perfecto libro de viajes para este verano, entretenido, ameno y muy interesante que trata de dos periodistas de Nueva York Nellie Bly (Elizabeth Jane Cochrane, de 25 años) y Elizabeth Bisland con 28) quienes salieron de esta ciudad el 14 de noviembre de 1889, y competirán por dar la vuelta al mundo y superar la marca de Phileas Fogg, el famoso personaje de Julio Verne. “… La situación de la mujer a finales del XIX en el caso de EEUU quedaba relegada en la mayoría de los casos a cumplir el papel de esposa y madre, y eran vetadas en determinados empleos por el único hecho de ser mujer. Por aquel tiempo se consideraba de mal gusto que las mujeres firmaran con su verdadero nombre en los periódicos; en ese sentido, de los más de doce mil estadounidenses que figuraban como periodistas en el censo nacional de 1880, solo 288 eran mujeres , poco más del dos por ciento. La prensa precisamente, que sustentaba buena parte de sus ventas diarias en una impactante portada, fue la que alentó ese viaje enfrentado entre las dos mujeres periodistas. La rivalidad entre Pulitzer, editor de The World, y Walker, editor del Cosmopolitan, hizo el resto…”

 

Nellie Bly (1864-1922)

 

En el libro encontraremos descripciones de paises, historia, sociedad, curiosidades, penalidades, aciertos... de las dos viajeras norteamericanas cuya aventura no tiene nada que envidiar a las de las aventureras inglesas de más o menos esa época. Les diferencia en que tanto Nellie como Elizabeth viajaron con pocos medios y sin la parafernalia que ocupaba a las inglesas: baules y más baules, vajilla....  Una buena ocasión para plantearse qué metemos en nuestras maletas cuando nos vamos de viaje. Es una buena novela de viajes "reales" ocurrida a finales del siglo XIX, época en la que no me puedo imaginar cómo dos jóvenes con pocos medios, coronaron con éxito su aventura a través del ancho mundo.

Nellie Bly (periodista de Pensilvania que buscaba noticias de lo más sensacionalistas para poner al descubierto la injusticia social) trabajaba en el periódico The World de Joseph Pulitzer, partió a bordo de un barco de vapor. Elizabeth Bisland (educada y elegante, de familia aristocrática del sur, prefería la novela y la poesía a los periódicos y era conocida por por su belleza),  periodista de The Cosmopolitan lo haría en tren.  

Bly cruzó el Atlántico hasta Inglaterra, pasó por Europa cruzando el Mediterráneo, continuó en dirección sur atravesando el canal de Suez hasta el mar de Arabia por la costa noroeste de África, después se dirigió hacia el este pasando Ceilán, Hong Kong y Japón, cruzó el océano Pacífico hasta San Francisco y terminó atravesando la mitad norte de EEUU hasta regresar a Nueva York.

 

Elizabeth Bisland (1891?-1929

 

Bisland partió en tren para después atravesar Chicago y Omaha hasta llegar a San Francisco; entonces tomó un barco que atravesó el Pacífico para recalar en Japón; una vez allí, continuó por Hong Kong hasta llegar a Ceilán, desde donde puso rumbo a Brindisi, Italia. De esa forma atravesó el continente europeo hasta hacer puerto en Irlanda, penúltima parada antes de llegar de nuevo a la urbe neoyorquina.

Sin conocerse y sin tener noticias la una de la otra, se cruzarán sin ellas saberlo la tercera semana de diciembre de 1889 en algún punto de China meridional. Ajenas a lo  que otros ven como una carrera entre dos mujeres, ellas tan solo considerarán como oponente el reloj, en una  época donde las distancias ya no se medían en kilómetros sino en tiempo  y el “telégrafo parecía haberlo hecho desaparecer por completo”.

El relato es un perfecto reflejo de la situación de la América de finales del siglo XIX, en particular, y de la situación mundial en general, y en la situación creada en torno al imperio británico durante la llamada época victoriana.

   

 

En 1895 Nellie Bly se casó con el fabricante millonario Robert Seaman, quien era 40 años mayor que ella. Se retiró del periodismo, y se convirtió en el presidente de la Iron Clad Manufacturing Co.,En 1904, su marido murió. Durante un tiempo fue uno de los industriales mujeres líderes en los Estados Unidos, pero la malversación de los empleados la llevó a la bancarrota. Murió de neumonía en el Hospital de St. Mark'sen la ciudad de Nueva York en 1922, a los 57 años. Fue enterrada en una modesta tumba en el cementerio de Woodlawn en el Bronx.

Elizabeth Bisland se casó con el abogado Whitman Wetmore en 1981, siguió publicando libros con su nombre de soltera y murió de neumonía en Charlottesville, Virginia en 1929.  Fue enterrada en el cementerio de Woodlawn en Nueva York.

 

Fuentes:

http://www.culturamas.es/blog/2014/02/22/ochenta-dias-la-vuelta-al-mundo-en/

http://www.periodistadigital.com/ocio-y-cultura/libros/2014/02/04/matthew-goodman-ochenta-dias-elizabeth-bisland-nelly-bly.shtml

http://www.troa.es/forocultural/ochenta-dias-de-matthew-goodman_7741/

http://faena.com/es/content/las-dos-mujeres-que-viajaron-alrededor-del-mundo-inspiradas-por-julio-verne#!/

http://independenttravelcats.com/2013/09/10/travel-history-nellie-bly-elizabeth-bisland-race-around-world-less-80-days/

http://www.brainpickings.org/index.php/2013/05/02/eighty-days-nellie-bly/