"Hay algo abrasivo en mí porque a menudo hago enfurecer a la gente”

 

Doris Lessing, DeBolsillo, enero 2011  (9,95€)

 

Alfred y Emily fueron los padres de Doris Lessing. Estas  memorias se dividen en dos partes: lo que Doris hubiera querido que fueran: Alfred Tyler, su padre, un apuesto joven que deja la banca para hacerse granjero, actividad que le apasiona. Emily McVeagh, su madre, que rehusa ir a la universidad para hacerse enfermera. Pero su boda con un cardiólogo la lleva a ser una  restigiosa dama de sociedad y luego, en su viudez, pone en marcha un organigrama de escuelas. Así imagina la autora la juventud y primera madurez que pudieron tener sus padres

La realidad fue muy otra la vida de sus padres se sintió afectada por la Primera Guerra Mundial : a él lo dejó sin una pierna, y posteriormente fue diabético y nunca olvidó su estancia en el frente; a ella la hundió en depresiones y sus vidas se convierten en una supervivencia  ydeciden establecerse en Zimbabwe, llamada en ese entonces Rhodesia, colonia inglesa donde esperaban obtener una mejor vida dadas las promesas de elevados ingresos por las cosechas de maíz y cereales en esas tierras. Doris vivió allí hasta casi cumplir sus 30 años. En su niñez, ella y su hermano Henry, tuvieron una dura crianza, pues su madre, era férrea en la educación de sus hijos por lo que la niña pasó por varios colegios católicos, en África e Inglaterra, hasta que decidió abandonar sus estudios a los 14 años y formarse de manera autodidacta.

Lessing, a pesar de su edad, no ha olvidado la relación con sus padres. En realidad hay otras dos memorias anteriores :  Dentro de mí y Un paseo por la sombra.

 Lo que sería de estudio, para quién le interese, es la tormentosa relación que mantuvo siempre con su madre y que la persiguió siempre. En  una parte de Alfred y Emily señala: "Antes escribía relatos sobre la enemistad entre madres e hijas; he reunido una colección bastante importante. Esos relatos, resumidos en una frase, resultaban bastante dramáticos. Ampliados a un párrafo, eran elementos del absurdo, farsas.”

La incomprensión, intransigencia, dependencia , amor, odio o lo que sea, se muestra en el corto relato que transcribe y que estoy segura de que a todos nos suena de alguien:

"Una madre y una hija “no se llevan bien. ¿Por qué la chica no se va de casa?. Insiste en quedarse, en seguir recriminando a su madre aunque aprovecha todas las ventajas de continuar en el hogar familiar, como la ayuda en el cuidado de sus hijos o la realización de pequeños recados. Entonces la madre sufre un infarto y queda postrada. La chica le dice: “Muy bien, ya me tienes donde querías. Te cuidaré, pero no volveré a hablarte jamás, jamás”. Y eso es lo que ocurría. La madre duraba veinte años y la hija se negaba a dirigirle la palabra."

Y por si fuera apostilla: “Se trata de una historia bastante edulcorada comparada con otras de mi colección.”

 

 

 

Doris Lessin (Kermanshah, Irán, 1919)  se estableció con su familia en Rhodesia del Sur (hoy Zimbabwe). Los primeros treinta años de su vida transcurrieron en Rhodesia. Allí la pequeña Doris vivió una infancia problemática, condicionada por el paisaje africano y la frustración de unos padres (sobre todo su madre) que no consiguieron realizar sus sueños.

Se educó en varias escuelas de Salisbury (Harare), pero abandonó los estudios a los catorce años y se casó dos veces: primero a los 19, con un funcionario con el que tuvo dos hijos, y en segundo lugar con el exiliado alemán Gottfried Lessing en 1944, un camarada del partido comunista con quien tuvo otro hijo, el único que la acompañaría a Londres cuando partió definitivamente en 1949.

El contacto con África y el profundo amor que sintió por esta tierra constituyó la materia narrativa de algunas de sus novelas; el tema de la emancipación de la mujer es también redundante en su obra de ficción. En 1950 ya había publicado Canta la hierba, una novela que tuvo buena acogida acerca de la vida en África, a través de la cual se opone a la política racial en años en los que el tema no era bien recibido en Inglaterra. Gracias a esa novela, y sobre todo a su tenacidad, consiguió abrirse camino en el mundillo literario londinense a lo largo de los años cincuenta, al tiempo que pasaba de fugaz por el partido comunista británico y consolidaba su imagen de firme detractora de la segregación racial en África del Sur.

Su obra más conocida quizás sea conocida por "El cuaderno dorado" (1962), obra cumbre de la literatura feminista. En 2001 recibió el premio Príncipe de Asturias de las Letras y el Premio Nobel de Literatura en 2007

 

Fuentes:

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/l/lessing_doris.htm

http://www.premiosnobel.net/nobel-de-literatura/doris-lessing-nobel-de-literatura-2007.htm

http://www.sarpanet.info/doris_lessing/index.php