Pertenezco a una tribu antigua, ociosa, salvaje e inútil. Soy una narradora de historias

(Karen Blixen)

 

  

alt

 

Karen Blixen (Isak Dinesen), Nórdica, noviembre 2012 (25,00€)

Título original: "Karen Blixen i Danmark. Breve 1931-1962"

Edición de las cartas: Frans Lasson y Tom Engelbrech

Prólogo: Frans Lasson

Traducción: Enrique Bernárdez

 

Fue la película Memorias de África, vista innumerables veces, la que me llevó a leer su obra e incluso a visitar, en un verano, su ciudad natal y la casa familiar donde vivió que vivió desde su regreso de África en el 1931 hasta su muerte en 1962 hoy convertida en museo.

Frans Lasson, hace un magnífico prólogo a esta edición y retrata a la autora: "... En sus historias, el límite entre sueño y realidad era fugaz, y gracias a ello, todo lo que deseaba de la realidad podía cumplirse en los libros, aunque casi nada de lo que más ardientemente deseaba se hacía realidad, como ella habría querido, al ponerlo a prueba en el día a día, entre las personas de carne y hueso... Era una persona vehemente y además, durante un tiempo, había vivido una verdadera vida como mujer... Las ansias sin en la respuesta y las esperanzas desbocadas de las historias que contaba brotaban ciertamente de su interior, pero no lloraban sobre su propio corazón... Esta es la historia de una mujer de una arrolladora fuerza vital y creativa en contraste con su fragilidad física, de una persona poliédrica muchas de cuyas facetas se muestran en estas Cartas desde Dinamarca..."


alt

 Karen Blixen en 1918 

 

Su forma de escribir es elegante, precisa y eficaz y su pensamiento no muy personal. Convicciones políticas, polémicas y discutibles, pero no por ello menos perfectamente expresadas y defendidas.. Además de su añorada vida en Kenia (en donde , por cieto, sólo vivió 14 años) las discusiones con sus editores (era muy exigente en relación con el proceso editorial, desde la traducción a la comercialización) y con colegas escritores, la relación con sus familiares más próximos y sus problemas de salud aparecen en estas páginas, que son el reflejo de su apasionada vida.

En sus cartas, Karen Blixen reivindica su derecho a divertirse. De ahí sus abundantes pseudónimos (en ocasiones, al dictarle una carta a su secretaria tenía que preguntarle a la hora de firmar:  "...¿y aquí como me llamo?...". Quería salvaguardar así la que consideraba su obra "mayor" evitando que la otra, la que escribía por diversión o necesidad, fuese asociada con el mismo autor que aquella.

Estas cartas pueden considerarse como continuación de "Cartas de Africa", publicadas por Alfaguara en 1992, con una magnífica traducción de Jesús Pardo, y que recoge su correspondencia entre 1914-1934, con una lapso de dos años y medio, correspondiente al tiempo que la autora pasó en Dinamarca con su familia para curarse de la sífilis.

 

alt 

Aunque casi todo el mundo sabe quién es Isak Dinesen, no puedo evitar un breve resumen de su vida: 

Karen Christenze Dinesen, más conocida por su seudónimo literario Isak Dinesen nació en Rungsted, Dinamarca el 17 de abril de 1885 y murió en Rungsted, Dinamarca el 7 de septiembre de 1962. Fue enterrada a los pies de la colina de Ewald.

 

alt 

Casa-Museo de Karen Blixen, a media hora de Copenhague

 

Karen se casó con su primo lejano el barón Bror Blixen-Finecke, con quien inició en Kenia una plantación de café llamada The Karen Coffee Company. El matrimonio fue difícil y en el primer año de vida en común su marido le contagió la  sífilis. Cansada de las infidelidades de su marido, se separaron tras seis años de matrimonio, quedándose ella con la plantación

Aprendió las lenguas aborígenes, como el suajili, y se empapó de las costumbres locales. Los nativos la apodaban «la hermana leona» y se ganó el afecto de ellos por su coraje, su buena puntería y su habilidad como cazadora.

 

alt

 Arthur Miller, Marilyn Monroe, Carson McCullers y Karen Blixen

 

En Nairobi, Blixen conoció a Denys Finch Hatton, un cazador británico afincado en Kenia. Empezaron una relación amorosa intensa, pero con muchos altibajos.En 1931, Denys Finch Hatton se mató en su avión. Blixen siguió a cargo de la plantación hasta que la caída de los precios del café en 1931 la obligaron a venderla y regresar a Dinamarca. Siempre pensó en volver pero la Segunda Guerra Mundial se lo impidió.

 

alt

Tumba de Karen Blixen 

Si bien ya había publicado algunos trabajos, es entonces cuando comienza su carrera literaria bajo diversos seudónimos, el más conocido de los cuales es Isak Dinesen, con el cual publicó una serie de apuntes autobiográficos sobre su vida en África. Pero fue su libro Memorias de África (1937) el que sin duda la lanzó a la fama a nivel mundial.

Fuentes :

http://www.karen-blixen.dk/

http://laslecturasdeguillermo.wordpress.com/2012/11/12/cartas-desde-dinamarca-de-karen-blixen-seudonimo-literario-isak-dinesen/

http://www.javiermarias.es/VIDASESCRITAS/dinesen.html

http://www.karen-blixen.dk/

http://esnobismoanglofrancofilo.blogspot.com.es/2012/11/visitas-karen-blixen.html

http://www.hola.com/viajes/2010071225755/dinamarca/karen-blixer/memorias-africa/