Stefan me ha nombrado hoy su "conejilla mayor" permanente. No pido más: que disfrute de vez en cuando con las conejillas menores [...] siempre que yo siga siendo la conejilla mayor"

(Friderike Zweig)


alt


Friderike Zweig, Papel de Liar, enero 2009 (18,00€)

Título original: Spiegelungen Des Lebens

Traducción: Pablo Álvarez

 


Es este un libro "amable". Con este adjetivo quiero calificar cómo una mujer abandonada después de 30 años de matrimonio es capaz de escribir generosamente sobre su vida y no descalificar al que fue su marido siquiera en alguna página.

Friderike Zweig, (Viena,1882 - Stamford,1971), fue escritora, periodista, traductora y activista en pro de la paz. Tuvo dos hijas, Suse y Elisabeth, de su matrimonio con Felix von Winternitz, del que se divorció en 1914 y la primera esposa del escritor austriaco Stefan Zweig al que conoció en 1913 y con el que mantuvo siempre una especial relación durante años, incluso después de separarse de él en 1838, tras 30 años de matrimonio.


alt


Friderike Zweig, (Viena,1882 - Stamford,1971)


En estas memorias distinguimos claramente, varias partes. Empieza con sus recuerdos de infancia y juventud (el incendio del teatro Ringtheater de Vinea; las muertes del príncipe heredor Rodolfo y sy amante Maria Betsera en Mayerling y la primera parte de un Diario de Guerra (1917-1918) cuando ya estaba con Stefan Zweig.

Otra parte sería el relato de su vida con Stefan desde el final de la guerra hasta su separación matrimonial en 1938, en la que podemos intuir algo que hoy díariamos "...se fue por tabaco...". El tabaco, en este caso, era su secretaria Lotte Altmann, 30 años más joven, con la que se casaría y tendrían un trágico final. Aquí Friderike es comprensiva y generosa cuando yo, al menos, esperaba alguna que otra diatriba hacia su marido. Porque durante el tiempo que vivió con el escritor (¡30 años!) ella se dedicó a hacerle la vida fácil: que nadie le molestara cuando escribía, aguantaba de forma estoica y le estimulaba en su natural pesimismo y frecuentes depresiones, al tiempo que ella desarrolla sus actividades de escritora, periodista, profesora y traductora, además de colaborar activamente y junto a él en asociaciones pacifistas, en la que ambos creían firmemente.


alt


Stefan Zweig (1881-1942) y Charlotte Elisabeth (Lotte) Altmann (1908-1942)


Esta parte de las memorias, a excepción de la separación, la describe como una de las más felices de su época: viajaron, conocieron y se reunieron con muchísima gente importante como Romain Rolland, Rilke, Gorki, Mann, Hesse, el doctor Schweitzer, Einstein, Gorki, Toscanini, Joseph Roth, Verhaeren o Tagore.

En la última parte narra la vida previa a la II Guerra Mundial, los despropósitos nazis y desesperada huida de tantos intelectuales del mundo de la cultura y el arte judíos o no, la pérdida de amigos, las inmensas colas de exiliados cargados con las pocas pertenencias que podían llevar, gente hambrienta, tratando de sobrevivir ante el avance nazi y el colaboracionismo francés, a otros países de Europa o Estados Unidos. Ella viajó a Suiza, París, España y Portugal, para acabar viviendo en Estados Unidos donde moriría y Zweig con su nueva esposa recaló en Petrópolis ( Brasil).

El relato del suicidio del que fue su marido, lo cuenta transcribiendo una serie de cartas que recibió tras hecho como las de Thomas Mann o Martha Freud. Thomas Mann le escribe una larga misiva, y Martha Freud, la esposa del psiquiatra vienés. Pero ella no se dejó llevar por la situación : habiendo vivido dos guerras y un largo exilio, salió adelante y dedicó el resto de su vida a ayudar a sus hijas y a muchos otros amigos y conocidos exiliados, además de trabajar en asociaciones en pro de la paz.


alt


Sin embargo Zweig sumido en intensas confusiones interiores y quizás con cierto trastorno bipolar, se suicidó un 22 de febrero de 1942 junto a su débil esposa, desesperados ante un futuro de Europa a la que veían completamente nazista y creyendo firmemente que este movimiento se extendería por todo el mundo.


alt


Este libro lo he alternado con las memorias póstumas de Stefan Zweig El mundo de ayer. Memorias de un europeo, publicado por Acantilado en 2012 y es curioso como ambos libros se complementan. En El mundo de ayer..., el escritor pasa rápidamente por su vida personal y familiar, no habla ni de su esposa ni de otras mujeres que hubo en su vida, por lo que ambos libros se complementan en dos sentidos: en conocer algo más sobre la vida privada de Zweig y del conocimiento de primera mano de la convulsa Europa del siglo XX, entre dos guerras mundiales desvastadoras y de la que fue sufrido testigo.

Pero de este libro ya hablaré más adelante.

 

Fuentes :

http://www.elplacerdelalectura.com/2012/07/destellos-de-vida-friderike-zweig.html

http://www.emboscados.com/foro/viewtopic.php?TopicID=1300

http://susauvieuxmonde.canalblog.com/archives/2012/02/22/23582946.html

http://www.fac.org.ar/1/revista/06v35n3/arte_cul/arte.php