Hola mamá ¿quieres hablar sobre cómo te sientes?

(Susan Halpern, The Etiquette of Illness, 2004)

 

 

Lo primero es rogar encarecidamente que leáis este libro que, en realidad son dos: un libro sobre libros y un libro sobre la vida y la muerte. A mí me ha impresionado doblemente y llevo dándole vueltas casi un mes de como enfocar su comentario. Primero por reconocer tantos de los libros como he leído y por anotar, para leer, otros que me he perdido y que me parecen muy sugerentes. Segundo porque me ha hecho reflexionar, una vez más, sobre las relaciones, madre/hijos. Cosa muy mala porque siempre acabo un tanto deprimida.


alt

Will Schwalbe, RBA, marzo 2013 (19,00€)

Título original: The End of Your Life Bookclub

Traducción: Eduardo Iriarte Goñi

Las memorias, biografía, autobiografía, o como queramos llamarla, de Will Schwalbe, editor de libros de una empresa norteamericana, comienza en el año 2007 cuando a su madre, Mary Ann Schwalbe de 73 años, le diagnostican un cáncer de páncreas avanzado que acabará con ella en dos años.

Durante este tiempo, Will acompaña a su madre durante su tratamiento en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center y aquí comienza lo que él mismo denomina un especial "club de lectura" compuesto por dos personas y cuyas lecturas son un tanto eclécticas: P.G. Wodehouse, Patricia Highsmith, John Updike, Alan Bennett, Mary Oliver, Marilynne Robinson, Toni Morrison, Colm Toíbín, Elizabeth Strout, Khaled Hosseini, Charles Dickens, Reynolds Price, Joan Didion, Annie Lamott...

Ambos comparten y comentan libros y autores, que es una parte magnífica por las ideas e impresiones que tienen cada uno, pero también tienen conversaciones personales, sobre la familia y recuerdos lejanos, al tiempo que el hijo intenta redescubrir parte de su vida preguntando a su madre sobre hechos del pasado de los que no tiene una idea muy clara.

El libro es una maravilla por el tema y por el tratamiento que le da el autor: no es un libro sobre la muerte (que es inevitable) y dolorosa de un ser querido, ni uno más sobre el cáncer, es un alegato a lo que nos aporta un buen libro, el poder que sobre algunos/as ejerce para consolarnos, asombrarnos y cómo no, enseñarnos qué hacer con nuestras vidas y en el mundo, con el añadido de poder comentar nuestras obras preferidas con gente a la que le gusta lo mismo. ¡Casi lo más difícil!. A lo no muy lectores esto quizá les suene exagerado, pero sería una definición perfecta para personas que, como yo, casi vivimos por y para la lectura.


alt


También es un canto a la familia y amigos (Rodger, la doctora O´Reilly, Maria Vaizey... que hacen una piña alrededor de la persona fatalmente enferma: el marido, Douglas, los hijos (Nina, Doug y el propio Will), y un ensayo de cómo ir preparándose para la desaparición de una persona querida. Y aquí es donde se me presenta un problema.

La narración es tan buena que, al menos yo, me lo he acabado creyendo todo: una familia unida, culta, viajera, con unos amantes padres con importantes trabajos, todos estrechamente unidos y, especialmente la relación que tiene el autor con su madre.

Dado mi talante independentista (familiar y personalmente hablando) nunca he querido tener unos hijos agarrados a mis faldas. Así, todos han estudiado fuera (parte o todo de sus carreras), se han independizado pronto y he procurado no inmiscuirme en sus vidas más de lo estrictamente necesario (en mi opinión). Y mi idea ha sido siempre que fueran libres, hicieran lo que quisieran (dentro de unos límites) y que nuestra comunicación fuera buena, abierta y sincera y que hubiera lo que yo he visto en este libro: una estrecha complicidad madre/hijos.

Pero con algunos/as de ellos no ha sido así y con los otros/as no demasiado, en mi opinión, considerando la relación de Mary Ann / Will en este libro y considerando también que tengo unos hijos estupendos. Y esto me ha provocado no pocos dolores de cabeza, alguna que otra noche sin dormir y repetir lo que creo que cualquier padre/madre con 4 dedos de frente se pregunta "... ¿qué he hecho yo para merecer esto?..." a lo que yo misma me contesto: algo mal o no acertado de lo que ni te has dado cuenta.

Comentando el tema con mi pareja, intentó quitar hierro a mí argumento de forma muy concisa y extrema, como es ella, :" estás muy equivocada... nunca puede haber complicidad con los hijos ni con los padres...". Es decir, salvo excepciones que confirman la regla, la familia es jerárquica y vive de forma paralela, que puedes andar al lado de..., pero no con....

Y esto me ha llevado a la (exagerada, ya lo sé) conclusión de que los hijos somos/son, una broma pesada de la vida. Unos padres/madres normales viven y se desviven por los hijos, se les quiere de forma incondicional y unidireccional y raramente estos sentimientos se devuelven de la misma forma, o al menos los interesados/as no lo sienten así. Y una de las claves puede que esté en el libro: en la comunicación interpersonal a la que, en general y a pesar de lo que nos dicen todos los expertos, no la hemos valorado o conseguido suficientemente bien.



alt

Mary Anne Schwalbe en Pakistán en 2007 


Mary Anne Schwalbe nació en 1934. Tuvo una larga y fructífera vida personal y laboral que no abandonó hasta su muerte. Fundó el The Woman Behind the Women's Refugee Commission, fué directora de admisiones en Harvard, profesora en Dalton directora de de la Upper School en Nightingale Bamford, fundó dirigió la Women's Refugee Commission, trabajó en un campo de Tailandia en 1990, viajó por Vietnam, Malawi, Costa de Marfil, Hong Kong, Kenya, Pakistan, Rwanda Belize, Cambodia, Sudan e impulsó en sus últimos años la creación de una biblioteca en Afganistán.


alt

Will Schwalbe


Will Schwalbe, nació en Nueva Yord en 1962, ciudad donde sigue viviendo. Fundador de cookstr.com. Ha trabajado en el mundo de la edición (como vicepresidente senior y editor jefe de Hyperion Books), en medios digitales y también como periodista, colaborando con publicaciones diversas, incluidos The New York Times y South China Morning Post, Ms. Magazine y Business Traveller Asia. Forma parte de las juntas de la Yale University Press y la Kingsborough Community College Foundation.


NB: Adivino que este libro se va a convertir en uno de mis detestados best-seller. Pero que conste ¡yo lo leí primero! .)))


 


Saber más:

http://www.guardian.co.uk/theguardian/2009/oct/25/mary-anne-schwalbe-obituary

http://www.nytimes.com/2013/01/06/books/review/the-end-of-your-life-book-club-by-will-schwalbe.html?_r=0

http://www.newyorksocialdiary.com/node/1908618

http://iorgforum.org/will-schwalbe-bio/

http://www.nytimes.com/2013/01/06/books/review/the-end-of-your-life-book-club-by-will-schwalbe.html?_r=0