SOBRE MI MADRE


No es la primera vez que reflexiono sobre la certeza de que toda historia se repite, de que uno es como es por cómo fueron sus progenitores. Y ahí te van las virtudes y los defectos, ahí, en el mismo paquete, por suerte o por desgracia, te va todo.


 

 alt

 

Richard Russo, Alfaguara, marzo 2013

Título original: Elsewhere. A memoir

Traducción: Mariano Antolín Rato

 

 

Este es un libro de memorias, autobiográfico o lo que sea, género de los más queridos para mí. Además Richard Russo es un autor que me gusta muchísimo. Todavía no he olvidado, y ya leí hace mucho tiempo Ni un pelo de tonto (1993), que recomiendo encarecidamente, y la estupenda adaptación  al cine, en 1994, de Richard Bento con un reparto fuera de serie: Paul Newman, Melanie Griffith, Jessica Tandy, Bruce Willis, Dylan Walsh, Gene Saks, Philip Bosco, Elizabeth Wilson, Alex Goodwin... Desde entonces he leído prácticamente todo sobre él, unas veces con mayor o menor fortuna. Aunque recomendaría todas sus novelas.

 

Esta que nos ocupa hoy, Sobre mi madre, Russo recuerda su infancia en la década de los cincuenta en  Gloversville, es una ciudad ubicada en el condado de Fulton  en el estado de Nueva York, famosa en su día por sus fabricaciones artesanales de guantes, pero que sufrió tremendamente la irrupción de las fábricas.


alt


Gloversville


Cuando comienza este libro de memorias, Richard vivía con sus abuelos y con su madre, Jean, separada recientemente y, con lo muy tarde, desgraciadamente, descubriría el autor (por detectarse en su hija Kate la misma enfermedad)  un trastorno obsesivo-compulsivo, una grave enfermedad mental que condicionaba, como era el caso de su madre, la vida cotidiana de los que la padecen si no es tratada adecuadamente, que la hizo obsesionarse con la vida en general y con un pacto que ella le propuso de no separarse nunca y ayudarse en todos los problemas

 Así, cuando Richard comenzó sus estudios universitarios, su madre tomó una radical decisión: abandonó un buen trabajo en la General Electric y decidió empezar una nueva vida cerca de la Universidad de Arizona, a muchos kilómetros de distancia de Gloversville.


alt

Richard Russo y Jean, su madre, en los años cincuenta


El cambio, sin embargo, fue traumático, pues a su madre no le fueron las cosas bien ni en el trabajo ni en el amor y en esos años comenzaron a agudizarse una serie de rasgos de su carácter que hicieron que poco a poco dependiese para todo de su hijo, aunque ella manifestaba siempre que quería ser, y era, una mujer independiente.  Nada más lejos de la realidad. Hasta su muerte fue su hijo quién se encargaba de la compra en el supermercado, de llevarla al médico, de supervisar sus numerosos traslados de casas (ninguna de las cuales le parecía bien), de visitarla con regularidad, y bien seguía a Russo en su trabajo en distintas universidades o bien volvía a Gloversville, estancias que no duraban mucho pues enseguida comenzaban los problemas con todos sus familiares: padres, tíos, tías…, con lo cual, vuelta a vivir cerca de su hijo, ya casado y con dos hijas, escritor de éxito, y pendiente siempre de su madre, una persona con un carácter muy difícil y unas  grandes e inútiles obsesiones que fueron aumentando a medida que se hacía mayor y avanzaban sus problemas de salud.


alt


Russo y su hija Kate

La lectura del libro es muy amena y nos ilustra sobre la relación, casi siempre difícil o al menos problemática,  entre los hijos y los padres.  Consciente de que su madre solo le tenía a él, Russo hizo todo lo que estuvo en su mano por atender debidamente a su madre, con  la ayuda de Bárbara, su mujer, que siempre estuvo a su lado en este “problema” que duraría años. Meritorio, como poco: una gran lección de literatura y, sobre todo, de amor.

 

Muy brevemente porque creo que ya reseñe alguna obra de Richard Russo diré que nació 1949 en Johnstown, (Nueva York) y fue criado en Globrtdville. Obtuvo un Bachelor of Arts (1967), una M.F.A. (1980) y un PhD  (1979) de la Universidad de Arizona. Posteriormente, empezó a enseñar en el departamento de Inglés de la Universidad del Sur de Illinois, Carbondale, durante su estadía allí, publicó  Mohawd, su primera novela.


alt


Empire Falls, publicada en 2001, ganó el Premio Putlizer a la Novela en 2002. Russo ha escrito otras cinco novelas: The Risk Pool (Alto Riesgo) Nobody's Fool (Ni un pelo de tonto), Straifht Man, Bridge of Sighs  (Puente de los Suspiros) y That Old Cape Magic ( ). También escribió una colección de cuentos titulada The Whore's Child (La hija de la puta).

Actualmente, Russo vive en Candem (Maine) dedicado enteraente a la escritura luego de retirarse de su trabajo en el  Colby College.

 

Saber más:


http://adolfotorrecilla.blogspot.com.es/2013/05/sobre-mi-madre-de-richard-russo.html

http://www.guardian.co.uk/books/2012/dec/30/helwig-street-richard-russo-review

http://despuesdelhipopotamo.com/2013/06/10/sobre-mi-madre/