Otras Literaturas

(sin subtítulos)

 {mosimage}

Alfred Döblin

 

 

Es una novela breve inspirada en un proceso por asesinato que saltó a las páginas de los periódicos alemanes en los años 20 del siglo pasado. Es el proceso a Ella Klein (Elli Link) y Margarethe Nebbe (Grete Bende) que en marzo de 1923 se vió en la Audiencia Provincial de Berlín en base a más de 600 cartas que habían intercambiado las mujeres y que fueron presentadas como prueba ante el juez.

 

“Las dos amigas y el envenenamiento” (Acantilado, 2007) (publicada por primera vez en 1924) describe a mujeres maltratadas por sus maridos que se convierten en amantes y deciden envenenarlos con arsénico.  Hombres brutales que asocian el sexo a la violencia, el placer a la humillación.  Elli y Bende descubren la ternura en el amor homosexual, mucho menos posesivo, mucho más generoso, es un amor condenado por la sociedad burguesa de aquellos tiempos, pero es mucho más limpio que el que se produce entre Elli y su marido. Lo trágico, además del crimen, es que el amor entre ambas mujeres pierde con el tiempo su inocencia. Elli descubre el placer de ser esclava de una amante que ejerce sus privilegios con benevolencia y Bende acepta la situación sin sentirse culpable. Döblin describe los hechos, los estudia psicológicamente y no los juzga. 
 
{mosimage}De origen judío, Alfred Döblin nació en Pomerania, estudió medicina en  Berlín y Friburgo, especializándose en enfermedades nerviosas. En 1933 se exilia a Francia, Suiza y Estados Unidos tras el ascenso de Hitler al poder, se convirtió al catolicismo y volvió a Europa en 1945, instalándose en Francia. Regresa a Alemania, pero disgustado con el entorno político vuelve a Francia. Muere en 1957 en Emmendingen.
 

Autor de novelas, cuentos, teatro y ensayos, Alfred Döblin (1878-1957) concibió la literatura como un compromiso con la verdad, que exige la salvación del hombre frente al avance de la técnica.

 

Su obra más conocida, por estos lares, es “Berlín Alexanderplatz” (1929) en la que se  narra la caída en desgracia de Franz Biberkopf, que sale de la cárcel después de una condena por homicidio dispuesto a convertirse en un hombre honrado. Las dificultades con las que topa y la penosa condición del Berlín de entreguerras lo hacen imposible. El mismo Döblin escribió en 1931 el guión para una versión cinematográfica, que fue adaptado más tarde para la televisión por Rainer Werner Fassbinder.

 

Lo importante de ambas novelas es su plena actualidad. Aunque están escritas hace más de setenta años, las convicciones burguesas de principio de siglo, el sistema social injusto y una clase dominante insensible está, hoy día de plena actualidad.